¡Mugcakes!

¡Sí, sí! Poquitas ganas de cocinar con este calorín, ¿verdad? ¿Y si os dejamos unas recetillas para hacer en el micro y súper sencillas? A los peques les encantará ¡porque se hacen y se comen en tazas!

“Mugcake” de calabacín y queso.

INGREDIENTES:

-4 cucharadas grandes (soperas) de harina.
-¼ cucharadas pequeñas (postre) de levadura de repostería.
-½ cucharadas pequeñas de sal (o al gusto).
-2 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.
-3 cuch. grand. de agua.
-1 huevo talla L.
-¼ cuch. peq. de ajo en polvo.
-¼ cuch. peq. de pimienta negra recién molida.
-2 cuch. gran. de calabacín rallado (grueso).
-1 cuch. gran. de queso emmental rallado (grueso).

ELABORACIÓN:

-Elige una taza apta para microondas y con una capacidad mayor al volumen total de los ingredientes.

-Pon en la taza la harina, la levadura, la sal, el aceite de oliva y el agua. A continuación añade el huevo, el ajo en polvo (aunque este ingrediente se puede omitir), y la pimienta negra. Bate bien los ingredientes con ayuda de una cuchara.

Lava bien el calabacín y rállalo con un rallador grueso, incorpora la cantidad necesaria a la taza. Ralla también el queso emmental y añádelo también a la taza, vuelve a mezclar, debes obtener una masa de bizcocho densa.

Introduce la taza en el microondas a 800 W durante 2 minutos aproximadamente, el tiempo puede variar unos 30 segundos arriba o abajo, es mucho tiempo para una elaboración tan corta, pero cada microondas funciona a su manera. A veces conviene poner la taza en el borde del plato para una mejor cocción.

Cuando hayan pasado los dos minutos de cocción no abras la puerta, aunque verás que el bizcocho de calabacín y queso se baja. Pasados unos segundos puedes retirarlo del microondas.

¡Y LISTO! Se puede consumir tanto en caliente como en frío. No es necesario desmoldarlo para comer.

====================

“Mugcake” de chocolate y mermelada de cerezas.

INGREDIENTES:

-4 cuch. gran. de harina.
-½ cuch. peq. de levadura química.
-3 cuch. gran. de azúcar.
-2 cuch. gran. de cacao en polvo sin azúcar.
-4 cuch. gran. de agua.
-4 cuch. gran. de aceite de girasol.
-1 cuch. grande y generosa de mermelada de cerezas.
-Unas gotas de extracto de vainilla (opcional).
-Azúcar glas o chantilly (opcional).

ELABORACIÓN:

Mezcla en una taza apta para microondas (y mayor al volumen de los ingredientes) la harina, la levadura, el azúcar y el cacao en polvo. Una vez bien mezclados los ingredientes secos, incorpora los líquidos, el agua y el aceite de girasol, y si lo deseas, un poco de extracto de vainilla. Se puede sustituir una cucharada de agua por una cucharada de licor de cerezas (solo si no se lo vais a dar a los peques).

Vuelve a mezclar con ayuda de una cuchara hasta obtener una crema densa y homogénea.

Incorpora la mermelada de cereza hundiendo la cuchara en el centro de la masa e introduce la taza en el microondas a 800 vatios y programa 1 minuto, dependiendo del microondas el tiempo puede variar ligeramente. La mermelada de la superficie puede empezar a burbujear y la parte superior puede verse cremosa. Deja enfriar.

Se puede consumir tibio o frío, aunque nosotros os aconsejamos que sea fresquito de la nevera que está riquisimo y viene genial para este calor.

¡QUE DISFRUTÉIS!