Recetas de Otoño.

Otoño está aquí y los productos de esta época se hacen notar en las cocinas. Nosotros hemos querido hacer una selección de recetas desde Cookpad en las que la estrella son las setas.

SETAS CON JAMÓN Y ALIOLI

Ingredientes 4 raciones:
-16 setas.
-16 lonchas jamón serrano.
-Sal y pimienta.
-Pan rallado.
-1 huevo.
-Salsa alioli.
-Aceite virgen extra para freir.

Pasos:

Limpiamos bien las setas para quitar la tierra y luego las pasamos por harina.
Batimos el huevo en un plato y, después de pasar las setas por harina, las pasamos por el huevo batido.
En otro plato ponemos el pan rallado y le añadimos sal y pimienta al gusto, luego pasamos las setas por el pan rallado. Quedan mejor con el pan rallado grueso.
Ponemos una sartén al fuego con el aceite y cuando esté este caliente freímos las setas rebozadas, las dejamos dorar y, las sacamos y las colocamos en papel absorbente.
Después las colocamos en una fuente y le ponemos una loncha de jamón encima de cada seta, dejamos un hueco y colocamos en el la salsa alioli y servimos.

SETAS AL AJILLO

Ingredientes 2 raciones:

-2 cabezas enteras Ajo.
-400 gr. Setas.
-1/5 manojo Perejil.
-Aceite, sal.

Pasos:

Pelamos las dos cabezas de ajo y las ponemos bien picados a fuego muy lento dentro del aceite.
Mientras se van dorando los ajos muy despacio, picaremos las setas y el perejil.
Yo para picar las setas, utilizo solo las manos, el perejil lo picamos muy menudo. Como ven el de la foto.
Cuando los ajos estén un poco amarillos, subimos el fuego a fuerte y le añadimos las setas. Le daremos un par de vueltas, para que se cocinen por todos lados igual.
Y al final, cuando falte solo 1 minuto para que estén bien cocinadas, le ponemos el perejil por encima y tapamos otro minuto.
¡Listo para servir!

setas-ajillo

SETAS ENOKI CON TOFU

Ingredientes 2 raciones:

-200 g. setas Enoki (2 paquetes) (U otra seta que os guste).
-250 g. Tofu blando (medio paquete).
-2 dientes ajo.
-Cebollino.
-2 cucharadas salsa de soja ligera.
-2 cucharadas salsa de ostras.
-Fécula de maíz (Maicena) o de tapioca (Opcional).
-Agua.
-Aceite vegetal.
-Pimienta blanca.

Pasos:

Picar los ajos y el cebollino, separr la parte más blanca del resto del tallo verde.
Cortar el tofu en dados de un par de centímetros de grosor.
Cortar la parte final del tallo de las setas Enoki y desechar, separar la parte superior del tallo la s en ramilletes más finos.
En una sartén con una buena cantidad de aceite vegetal freír el tofu hasta que esté dorado por todos sus lados, sacar y reservar para luego.
Quitar el exceso de aceite vegetal y con tan sólo una cucharadita freír los ajos y la parte más blanca y dura del cebollino.
Cuando empiece a oler bien y sin dejar que se quemen los ajos, añadir la salsa de soja, la salsa de ostras y un poco de maicena disuelta en agua, para espesar un poco más nuestra salsa.
Añadir las setas Enoki y lo removemos todo bien.
Añadir el tofu que hemos frito previamente y continuar removiendo, añadir un poco de los tallos verdes del cebollino y dar un par de vueltas más.
Servir en un plato y finalizar poniéndole por encima un poco de pimienta blanca y el resto del cebollino verde.

Setas tofu otoño

¡¡¡QUE DISFRUTÉIS!!!

¡San Valentín!

Se acerca esta fecha tan esperadas para muchas parejas. Aunque nosotros somos de celebrar el amor todos los días, sabemos que no todo el mundo es igual. Os dejamos alguna receta dule para este maravilloso día de San Valentín y algo de historia.

Con esta receta de postre para San Valentín podréis dar una sorpresa sencilla y rápida para vuestro amor.

Y, ahora, algo de historia:

«Durante la antigüedad se celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. Durante esta fiesta las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales, ya que creían que este ritual les otorgaba fertilidad. Siglos más tarde, en el año 496, el Papa Gelasius I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de San Valentín. En 1382, el escritor inglés, Geoffrey Chaucer, escribió un poema titulado Parlamento de los pájaros, en el que se menciona por primera vez al Día de San Valentín como un día de festejo para los enamorados. A partir del poema de Chaucer, se comenzó a considerar el Día de San Valentín como un día dedicado al amor. Dieciocho años más tarde, el Rey Carlos VI de Francia, creó la Corte del Amor, mediante la cual, el primer domingo de cada mes y durante el Día de San Valentín, se efectuaban una serie de competencias en los que los participantes competían para conseguir pareja entre las doncellas cortesanas. En 1416, el duque francés, Carlos de Orleans, tras haber sido capturado en la Batalla de Azincourt y encerrado en la Torre de Londres, escribió una carta de San Valentín a su esposa Bonne de Armagnac. Esta carta es en la actualidad, la carta de Valentín más antigua en existencia. A partir del siglo XV, la celebración del Día de San Valentín como día de los enamorados, se fue popularizando en Francia y Gran Bretaña. Con el paso del tiempo, esta festividad se fue poniendo de moda en otras partes de Europa como Alemania e Italia. También, a partir del siglo XV, se hizo costumbre escribir poemas o Valentinas entre enamorados. Desde principios del siglo XIX, comenzó en Gran Bretaña la comercialización de esta fiesta con la fabricación masiva de tarjetas genéricas del Día de San Valentín, con frases hechas y adornos.2

En Angloamérica hacia 1842, Esther Ángel Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de san Valentín, conocidas como «valentines», con símbolos como la forma del corazón o de Cupido. También en este día es común la tradición de regalar rosas a aquellas personas a las que se tiene un afecto especial .

Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.»

San Valentín

Ideas para comer en Navidad.

Ideas para comer en Navidad.

La Navidad está aquí y nos asaltan las dudas sobre qué poner de comer en nuestra mesa para nuestros familiares y amigos. Os dejamos varias ideas de entrantes que se hacen rápido y fácil 😀

«Jamón con membrillo y queso fresco:

Canapé Jamón queso membrillo receta

Es cierto que el jamón serrano está muy bueno cuando se cocina pero, cuando tienes un buen jamón en casa, muchas personan sienten que es una lástima pasarlo por la sartén o el horno. Por ello, os vamos a presentar otro entrante de jamón serrano con membrillo con el que vais a disfrutar muchísimo, se hace rápidamente y el sabor es sublime.

En esta ocasión, el queso fresco aporta frescura al plato y suavidad al contraste entre dos ingredientes tan opuestos, creando un sabor en la boca fascinante.

Ingredientes:

-Queso fresco.
-Membrillo.
-Jamón ibérico o serrano.
-Tosta crujiente (opcional).

Preparación:

Si queréis darle un punto crujiente a vuestro entrante de jamón serrano con membrillo, lo único que tenéis que hacer es ponerle una base de pan crujiente. Esto es completamente opcional, a vuestro gusto.

Corta el queso fresco en rodajas no muy gruesas.

Igualmente, intenta cortar el dulce de mebrillo del mismo tamaño de grosor y, si podéis, intentad que siempre tenga el mismo tamaño del queso fresco.

La loncha de jamón serrano vamos a ponerla de doble capa si es fino, el tamaño de la loncha ha de ser igual que el resto de los ingredientes, para que mantenga la simetría del mismo.»

«Por supuesto, las tostas con patés son un clásico y hay miles de formas de presentar y combinar. A continuación os dejamos un link para que veáis algunas propuestas deliciosas: Canapés con paté.
Receta canapé paté restaurante Algete»

«Mejillones con salsa de vino blanco:

Los mejillones dan mucho juego en la gastronomía, tanto como un plato único como un ingrediente excelente para disfrutar del sabor del mar. En esta ocasión, os traigo esta receta de mejillones en salsa que ha preparado mi tía Puri en Navidad, una forma muy sencilla de presentar los mejillones y con un sabor suave, delicioso.

Ingredientes:

  • 1 kilo y medio de mejillones
  • 150 ml de vino blanco
  • 2 rodajas de limón
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

En primer lugar limpia bien los mejillones y ponlos a cocer al vapor para que se abran. Retira aquellas cáscaras que estén rotas y reserva.

Para preparar la salsa pon un buen chorro de aceite en una sartén y añade la cebolla picada en trocitos pequeños junto con el ajo picado y las hojas de laurel. Cuando esté dorada añades la cucharada de harina, el vino blanco y las rodajas de limón.

Dejas que se haga y se reduzca la salsa, después lo echas encima de los mejillones y lo pones un minuto al fuego para que se mezclen los sabores.

Una vez lo tengas, sólo queda presentar y prepárate porque la salsita está deliciosa.

¡Tus invitados a la cena de Navidad se chuparán los dedos!

mejillones vino blanco entrante Algte Restaurante»

Fuente: Sabor Gourmet.