Concurso de relato erótico.

¿Usas la escritura como una forma para evadirte de los problemas diarios, te relaja y te lleva a lugares inimaginables? Pues entonces este concurso es para ti.

Átame con palabras, es el primer concurso de relatos eróticos que se celebra en San Sebastián de los Reyes, creado por Lys Erotic Store y Pernatel.  Un título muy sugerente para describir su temática: el mundo de las prácticas BDSM.

 

Es el momento de sacar el “Christian Grey” que llevas en tu interior y trasladarnos a la habitación roja.  Los relatos deben ser originales e inéditos, escritos a máquina u ordenador y con una extensión máxima de un folio por las dos caras.

El ganador recibirá un pack de productos eróticos de Lys Erotic Store, un pack de libros aportados por la librería Pernatel y una cena para dos personas en el Restaurante Foro Real 52. El segundo recibirá un pack de productos eróticos y de libros. ¡Y la cosa no termina ahí!. Entre todos los asistentes al acto de entrega de premios, que se realizará el 9 de febrero a las 20h en el restaurante El Foro Real 52 (C/ Real 52-San Sebastián de los Reyes), se sorteará una noche en “habitación especial GREY” en el Hotel Restaurante-Asador Algete y un pack de productos de belleza de Shen Estética. Como jurado especial contaremos con la sexóloga María Esclapez.
Tienes hasta el 5 de febrero para dar rienda suelta a tu imaginación y mostrarnos tu lado más oscuro. Ponte delante del ordenador, cierra los ojos y que tu mente haga el resto. Puedes consultar aquí las bases del concurso

Envía tu relato a contacto@lysstore.com

O si lo deseas puedes depositarlo en la tienda de San Sebastian de los Reyes o en la librería Pernatel de la C/Real nº68

CARACTERIZACIÓN

Además es difícil precisar un rasgo que diferencie claramente al adjetivo erótico de los que le flanquean en una escala valorativa continua, que todos usamos cotidianamente y que comprendería, de menor a mayor carga polémica, más o menos los términos

travieso–picante–erótico–obsceno–soez–pornográfico.

La delimitación entre erotismo y pornografía es “una cuestión estrictamente personal”, aunque podemos afirmar, sin lugar a dudas, que el erotismo se limita a mostrar epidermis con generosidad y a sugerir con mayor o menor picardía, mientras que la pornografía ilustra las relaciones sexuales que mantienen los personajes. En este sentido, los aficionados al cómic japonés distinguen el Ecchi (ッチ), que no muestra el coito, del Hentai (変態) que ya es plenamente pornográfico. La diferencia se establece, por tanto, en el grado de importancia de los elementos eróticos para el desarrollo de la obra.

La verdad es que, por su mayor neutralidad y aceptabilidad, erótico suele usarse abarcando todo el rango superior de la serie precedente, como se hará aquí.

Para el periodo histórico comprendido entre los siglos XVI y XX, en Europa y en los Estados Unidos, un buen criterio adicional al de la sensualidad temática es el siguiente: lo perteneciente al ámbito de lo erótico se creó, se transfirió, se disfrutó y se conservó de manera discreta, oculto de las públicas miradas, cuando no fue decididamente clandestino. Mientras que los chistes, las coplas y las sátiras, por subidos de tono que sean, tienen por naturaleza connotaciones de publicidad y están hechos para ser difundidos, aunque tal vez no ante niños o damiselas, los productos claramente eróticos se han tratado siempre de modo mucho más reservado.

¡Cómo elegir un buen colchón!

Ya os hablábamos hace tiempo de cómo dormir bien y de los beneficios para la salud de un buen descanso. Uno de los puntos esenciales era descansar en un buen colchón, así que os vamos a dejar varios consejos para que elijáis vuestro colchón ideal:
– ¿Sueles dormir solo o acompañado? Si duermes acompañado, tienes varias opciones, por ejemplo, un colchón de látex o uno de muelles embolsados ayudan a mantener la independencia de movimientos de las dos personas que comparten cama. No obstante, si la diferencia de pesos es muy grande, quizá lo mejor sea dormir con dos colchones unidos, cada uno adaptado a las condiciones del usuario.
– ¿Cuánto mides? Para que el colchón sea adecuado, el largo del mismo debe ser de unos 10 centímetros más que la altura de quien dormirá en él.
– ¿Cómo elegir un colchón en función de nuestro peso? Si pesas bastante, lo ideal son colchones firmes, que te proporcionen una buena sujeción.
En el caso contrario, si eres una persona ligera necesitas un colchón de mayor flexibilidad, los cuales se adaptan fácilmente a tu forma y reparten mejor el peso.
– No sólo depende el gusto en esta decisión, sino también la salud de nuestra espalda. Un consejo para saber cuál es la mejor firmeza del colchón para nosotros es tumbarnos boca arriba con las piernas estiradas. Si notas que la columna está correctamente apoyada en el colchón y que no se forma un arco, es que el colchón es adecuado para ti.
Ese colchón, a su vez, debe ser firme y recto pero mullido a la vez, para que se pueda adaptar a la forma de nuestra columna.
Hay fabricantes que recomiendan escoger la firmeza del colchón basándonos en el peso de la persona que lo vaya a usar. Así, recomiendan un colchón blando si pesas menos de 70 kg., uno medio si pesas entre 70kg. y 100kg. y uno firme si se superan los 100kg.
– Si eres una persona que se mueve mucho mientras duermes, el mejor colchón para ti es un colchón algo duro que te permita girarte fácilmente.
– En función de lo que se vaya a usar ese colchón también debe ser importante a la hora de adquirir el más adecuado. ¿El un colchón para todos los días? ¿Para tu segunda residencia, la cual usas una época concreta del año? ¿Para la habitación de invitados?
– La forma de dormir también influye sobre la decisión del colchón más adecuado. Si eres una persona a la que le gusta dormir boca arriba, es decir, sobre la espalda, debes escoger un colchón más bien duro.
Si prefieres dormir de lado, el tipo de colchón que más te conviene debe tener un poco de menor firmeza, la suficiente para que el hombro pueda hundirse levemente y, así, encontrar una posición cómoda.
– Otra cuestión que debes plantearte es que, si pasas calor y sudas con facilidad mientras duermes, así como si vives en un lugar cálido, los colchones de muelles son los que más te convienen, pues se ventilan mejor y son más frescos.
Si, por el contrario, eres friolero o vives en un lugar frío, los de espuma, de látex o colchones viscoelásticos te ayudan a conservar más el calor.

Os dejamos varios sitios donde podréis consultar más a fondo sobre los tipos de colchones que os vienen mejor 😀

http://www.ocu.org/…/info…/colchones-cual-me-compro-536074/2
https://www.colchones.es/como-elegir-un-colchon-y-base.php
http://www.megacolchon.es/como-elegir-el-colchon-adecuado

195_colchon_descanso_muelles

colchones-latex

Fuente: http://www.conforama.es/bl…/10-consejos-para-elegir-colchon/

Combatir el calor en casa.

Para estos días de calor lo mejor es intentar mantener la casa fresquita, sigue estos consejos para conseguirlo:

1. Bajas las persianas, echa las cortinas, despliega el toldo y cierra las ventanas. Tan sólo tienes que fijarte en las horas del día en que tu casa recibe la luz (y el calor) directo del sol. En casas con orientación este, el sol llegará por la mañana. Por el contrario, en casas con orientación oeste hará acto de presencia sobre las 3 de la tarde. Es fundamental en ambos casos echar el toldo -si lo tenemos-, bajar las persianas y/o echar las cortinas y cerrar las ventanas. Esto último, aunque suene asfixiante es la clave para que el calor que acumula la fachada exterior no entre en casa y la caliente.
2. Del mismo modo, cierra las puertas de las habitaciones para aislar el calor que pueda entrar por ellas y ábrelas por la noche, cuando haga más fresco.
3. Evita encender luces, hornos, televisiones, aspiradoras y demás fuentes de calor durante las horas críticas del día en que más calor hace. Estos aparatos generan mucha energía que se libera en forma de calor.
4. Utiliza ventiladores para refrescar una habitación. Un truco útil para los que le desagrada el viento directo en la cara de estos aparatos es posicionar el ventilador a cierta distancia y colocar un bol metálico lleno de hielo y sal gruesa delante para refrescar el aire que circula.
5. Mantente hidratado y fresco con agua. Beber agua regularmente es recomendable, pero en verano y con temperaturas tan elevadas es fundamental. Las duchas de agua templada tirando a fresca o el meter los pies en remojo ayudan bastante a mantenerse fresco.
6. Si cuentas con plantas en la terraza o en las ventanas, riégalas para refrescar la atmósfera cargada de calor del exterior. Otro truco también es dejar un barreño de agua y rellenarlo a medida que se vaya evaporando.
7. Si cocinas, enciende la campana extractora de aire porque, además de echar los malos olores, echas el calor que se acumula de las placas de gas o eléctricas al cocinar.
8. Abre puertas, ventanas y persianas cuando el sol haya caído y haya dado paso a la noche. Es entonces cuando podemos jugar con las corrientes.
9. Si tu casa tiene ventilación cruzada, aprovéchala para que el viento fresco circule. Las ventanas que dan a patios interiores suelen ser las que mejor aire fresco pueden recibir. Un truco de la sabiduría popular de los pueblos es mojar las cortinas con agua y aprovechar el aire fresco que salía al pasar por ellas.
10. Utiliza sábanas de algodón o seda para dormir. Si puede ser de colores claros mejor. Un truco útil por si no consigues dormir debido al calor que sientes en la cama, es ponerlas a refrescar durante el día en la habitación o sótano que más refresque en la casa y colocarlas en la cama justo cuando te vayas a dormir.

Si nada de esto consigue aliviarte, siempre se puede recurrir a los clásicos paseos a los centros comerciales en las horas punta o a las pequeñas excursiones a parques y piscinas o reservar una noche en nuestro hotel para disfrutar del aire acondicionado y la privacidad y tranquilidad que ofrecemos.

11729007_406211536235509_7512427675096068134_o