Fiestas patronales Algete 2017

Fiestas patronales Algete 2017

Fiestas patronales de Algete 2017

Dentro de poco llegan las deseadas fiestas patronales de nuestro pueblo. Desde Restaurante Asador Algete queremos adelantar el programa para que estéis informados acerca de las actividades y horarios que se realizarán en Algete.

PDF de descarga: PROGRAMA FIESTAS 2017

ALGETE PROGRAMA FIESTAS 2017 ALGETE PROGRAMA FIESTAS 2017 ALGETE PROGRAMA FIESTAS 2017 ALGETE PROGRAMA FIESTAS 2017 ALGETE PROGRAMA FIESTAS 2017

Si deseáis más información podéis acudir a la web del ayuntamiento de Algete: Ayuntamiento.

 

Historia


Respecto al origen del nombre del municipio no existe acuerdo.

Algunas teorías plantean que puede ser de origen árabe (al-Satt), que viene a ser la orilla o la ribera, en referencia al río Jarama, aunque otras parecen inclinarse hacia una procedencia íbera, elge o elke, que viene a significar campo cultivado (Elgeta).

Los primeros asentamientos humanos en el Término Municipal se retrotraen a la Edad de Hierro, al haberse constatado la existencia de restos de la cultura campaniforme, posiblemente asentadas en las terrazas de la vega del Jarama.

También se han localizado restos de villas romanas, lo mismos que vestigios de algún asentamiento visigodo.

Hasta el siglo VIII no se tienen referencias documentales.

El primer testimonio escrito data de 720, año en que el caudillo Tariq ibn Ziyad, de camino hacia el norte, deja una compañía en un cerro vigilando el camino y el río.

Esta compañía pasó a ser conocida como al-satt, y parece que estuvo circunscrita al Reino de Toledo.

A partir de 1081 Alfonso VI inicia la conquista de la cuenca del Jarama, expulsando a gran parte de la población musulmana e iniciando la repoblación con gentes del norte cristiano.

Configurada desde entonces como zona fronteriza y de paso entre regiones , en el siglo XV baja la intensidad circulatoria, por lo que los judíos viendo peligrar sus actividades comerciales van marchándose hacia otros lugares, quedando en el enclave de Algete catorce familias.

El gran cambio llega con el siglo XVI cuando el Término alcanza la categoría de Villa. A mediados de siglo se reconstruye la iglesia, posiblemente sobre otra anterior de origen románico.

En 1579 Gregorio XIII desafecta Algete del Arzobispado de Toledo y lo trasfiere a la Corona. Así, Felipe II lo vende por veinte mil ducados a García Hurtado de Mendoza, Marqués de Cañete y Virrey del Perú.

En el siglo XVIII Algete experimenta otro cambio con la llegada de las casas señoriales. Varios documentos de esta época testimonian varias visitas del rey Carlos III a la “Villa de Argete”.

En 1728 Felipe V erige el Ducado de Algete con Grandeza de España a favor de Cristóbal de Moscoso y Montemayor. Los datos catastrales de esta época hablan de una población de “290 vecinos que viven en 282 casas”, aumentando el número de habitantes a 1.263 en tan solo unos años.

Ya en el siglo XIX, Alfonso XII visita el municipio en 1883, y en 1891 se construyen las primeras escuelas municipales.

En el siglo XX, iniciada la Guerra Civil, la iglesia es saqueada y usada como centro de intendencia de las milicias republicanas, instalándose en el Soto del Duque un pequeño campo de aviación.

Acabada la guerra, las tropas nacionales tomaron el pueblo. El nuevo régimen cambió el nombre a las calles; fueron años de sometimiento, restauración y hambre, y muchos vecinos se trasladaron a vivir a Madrid y a otros municipios vecinos.

En la década de los sesenta llega poco a poco el desarrollismo al municipio: nacen las primeras zonas industriales, se canaliza el agua, se ensanchan carreteras, se reforma el alumbrado público.

En los setenta se construyen el Ayuntamiento; en la década de los ochenta se levanta la plaza de toros y se desarrolla el Polideportivo en unos terrenos cedidos por el Duque de Alburquerque, y en los noventa se construye el nuevo Centro de Salud y algunos centros educativos.

Es con la entrada del nuevo siglo cuando se produce la auténtica transformación del municipio.

Las inversiones en equipamientos, infraestructuras y servicios puestos a disposición del ciudadano han hecho que Algete sea hoy una pequeña ciudad que afronta los retos del siglo XXI.

Verano, calor y ensaladas.

Verano, calor y ensaladas.

Combatir el calor con una ensalada.

Como este verano está pegando fuerte, os queremos dejar un par de recetas de ensaladas ricas y ligeras que os refrescarán y harán las delicias de los paladares más exigentes.

Ensalada de Cous Cous y quinoa:

El cous cous (o Cuscús) son granos de sémola de trigo pequeñitos que, una vez cocidos, tienen una textura semejante a la pasta.

La quinoa, como ya hemos hablado de ella en algún post nuestro (Post sobre la Quinoa) es un pseudo cereal considerado uno de los “superalimentos”. Tiene muchísimas propiedades beneficiosas y se puede usar de muchísimas maneras diferentes en la cocina.

Así que bien, una vez introducidos nuestros dos ingredientes principales, vayamos al lío:

Para 4 personas:

-150gr de Quinoa.

-150gr de Cous Cous.

-Medio pimiento rojo.

-Medio pimiento verde.

-Dos tomates maduros.

-Una cebolla pequeña (o media cebolla grande).

-El zumo de un limón grande.

-Menta o albahaca.

-Sal.

Preparación:

Cocemos la quinoa con las indicaciones del paquete y hacemos lo  mismo con el cous cous. Cuando estén cocidos los bañamos en agua fría para que les baje la temperatura y escurrimos lo máximo posible.

Mientras se cuecen cortamos los pimientos, la cebolla y  los tomates en trocitos muy pequeñitos. Exprimimos el limón en un vaso y esperamos a que termine de enfriarse la mezcla de Cous cous y quinoa.

Una vez enfriada, mezclamos todo, vertemos el zumo de limón y aderezamos con la sal y la menta (o la albahaca) al gusto.

Dejamos reposar en el frigo media hora al menos antes de servir y a disfrutar.

ensalada cous quinoa

 

Ensalada de queso de cabra:

Esta ensalada la vamos a hacer con distintas verduras (canónigos, rúcula, escarola,…), usando frutos secos y queso de cabra. Además, aderezaremos con una reducción de vinagre de módena.

Para 4 personas:

-Una bolsa de mezcla para ensalada (podéis adquirirla en cualquier supermercado, buscad sobre todo las que tengan canónigos y rúcula, el sabor final será buenísimo).

-Un rulo de queso de cabra.

-Tomates cherry.

-Frutos secos variados (pipas de calabraza, pipas de girasol, nueces, almendras,… Si, además, queréis agregar pasas o frutas deshidratadas sin azúcares añadidos, quedará mucho mejor).

-Reducción de vinagre de módena (o de Pedro Ximenez si preferís).

Preparación:

Tan sencillo como poner en un bol el contenido de la bolsa de mezcla para ensalada (o mezclar los ingredientes por separado si los tenéis individualmente), cortar el rulo de queso de cabra en trozos medianos y cortar los tomates por la mitad.

Mezclar todo en el bol, agregando los frutos secos y aliñar con la reducción al gusto.

Os aseguramos que va a ser una grata sorpresa si nunca la habéis probado. ¡Es una de nuestras favoritas!

ensalada queso cabra

¡ Calor, mucho calor !

Plan de prevención contra las olas de calor.

INTRODUCCIÓN.
El plan de alerta por “Ola de calor” es activado anualmente por la Comunidad de Madrid el 1 de junio con la difusión de las previsiones  térmicas y el establecimiento del correspondiente nivel de alerta, manteniéndose en funcionamiento hasta el 15 de septiembre de cada  temporada.
El Objetivo General del Plan es disminuir la morbilidad y especialmente la mortalidad asociada a incrementos inusuales de la temperatura (olas de calor).
Los Objetivos Específicos son:
– Mejorar la información dirigida a población general sobre los consejos y medidas preventivas específicas.
– Incrementar la información dirigida a profesionales sanitarios y sociosanitarios.
– Disminuir la morbilidad grave asociada a olas de calor.
– Disminuir la mortalidad asociada a olas de calor.
El riesgo más grave de una exposición prolongada al calor es el denominado golpe de calor que puede causar la muerte o secuelas  importantes si no hay un tratamiento inmediato.
Algunos signos y/o síntomas que nos pueden ayudar a reconocer un “golpe de calor” son, entre otros, los siguientes:
– Temperatura corporal elevada, hasta de 40ºC.
– Piel caliente, enrojecida y seca (sin sudor).
– Dolores de cabeza, náuseas, somnolencia y sed intensa.
– Confusión, convulsiones y pérdida de conciencia.
Las temperaturas muy altas pueden desbordar los mecanismos de regulación de la temperatura corporal y ocasionar graves consecuencias para la salud de las personas expuestas. Numerosos estudios han puesto de manifiesto el aumento significativo del número de fallecimientos que se produce cuando la temperatura supera un determinado umbral, variable para cada región en función de un fenómeno de aclimatación.
La mayor parte de esta mortalidad se produce en personas mayores, muchos de los cuales arrastran graves problemas de salud (cardíacos, respiratorios, etc.) que por sí mismos podrían explicar el fallecimiento, pero que se ven agravados por efecto de las altas temperaturas. En
efecto, por un lado el aumento de la frecuencia cardíaca por el calor incrementa el trabajo del corazón; por otro, la deshidratación como consecuencia de la pérdida de líquidos aumenta la viscosidad de la sangre y favorece la formación de trombos en el aparato circulatorio. Por la misma razón el moco bronquial se hace más espeso, la expectoración más difícil y mayor la dificultad para que el aire entre en los pulmones.

Todo ello puede favorecer y precipitar el fallo cardiopulmonar en personas muy mayores o que padecen insuficiencia cardíaca o respiratoria
crónica.
Se han detectado tres componentes asociados al exceso de mortalidad por altas temperaturas:
– Intensidad de la temperatura.
– Acumulación de días con altas temperaturas.
– Momento del período estival en que se produce la exposición.
De ellos, la intensidad es el componente que más influye, especialmente cuando se alcanzan valores extremos. Cuando se superan los 38,5º C se produce el máximo incremento de la mortalidad, más de un 20% en comparación con los días estivales en los que la temperatura es
inferior a 30º C.
En segundo lugar, la acumulación de días con altas temperaturas parece ser un componente relevante al margen de la intensidad, incrementándose la mortalidad cuando se superan los 36,5ºC durante 4 días consecutivos.
Finalmente, también es importante, aunque en menor medida, el momento del verano en el que se producen las olas de calor. El riesgo es superior en la primera parte del período que en la segunda. Esta circunstancia está relacionada con el agotamiento de la población susceptible y la mayor aclimatación que se produce en la segunda parte del verano.
 
Desde El Restaurante Asador Algete queremos colaborar dando esta información tan útil.
Pueden descargar los PDFs en los siguientes enlaces:
PLAN DE VIGILANCIA Y CONTROL DE LOS EFECTOS DE LAS OLAS DE CALOR SOBRE LA SALUD