Rabo de toro guisado

Rabo de toro guisado

Receta de rabo de toro guisado

Hoy, como está ya aquí la vuelta al cole en nada, os traemos una receta deliciosa que, aunque requiere algo de elaboración, no es de las más complicadas de hacer. El rabo de toro es una de las piezas de casquería más demandadas en la cocina y, bien cocinado, ¡es una delicatessen!

Ingredientes:

  • 2 Rabos de vaca (Sí, vaca, el de toro no se encuentra de normal) que pesarán aproximadamente 2,5 Kg.
  • 4 zanahorias.
  • Un par de puerros o tres (solo la parte blanca).
  • 3 cebollas.
  • 2 tomates maduros.
  • 4  ajos.
  • 3 hojas de laurel.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Harina.
  • 1 botella de vino tinto 1,5L. Elige uno suave para dar a la carne un sabor más rico.
  • Caldo de carne o agua.

 

Preparación:

  1. Partimos en rodajas finas la zanahoria y cortamos en pequeño los ajos y las cebollas.
  2. Salpimentamos y salamos, echando también algo de harina a la carne de rabo.
  3. En una sartén alta (o cazuela baja) echamos una cantidad considerable de aceite para rehogar hasta sellar los trozos de rabo de toro y los retiramos en un plato.
  4. Echamos las verduras que habíamos cortado en el aceite y pochamos, cuando estén casi pochadas agregamos los tomates maduros cortados en trozos pequeñitos.
  5. Ponemos las hojas de laurel y salamos un poco las verduritas.
  6. Agregamos el vino, mezclamos todo bien y dejamos que comience a calentarse a fuego medio.
  7. Volvemos a meter los trozos de rabo de toro en la sartén y echamos el caldo de carne o el agua hasta cubrirlos. Y cocemos a fuego lento durante unas 3-4h. T>endremos que ir mirando a partir de las 3h para ver cómo va la carne. Estará perfecta cuando se despegue del hueso ayudándonos solo con las manos.
  8. De vez en cuando moveremos la sartén con cariño sin meter instrumentos para ello, solo con el movimiento.

Notas: Tened en cuenta que los trozos pequeños se harán antes que los grandes, así que sería recomendable ir sacándolos para que no se cocinen demasiado.
Si queréis una muy buena guarnición, unas patatas fritas vienen de maravilla, aunque es muy contundente.
Si preparáis el guiso un día antes de comerlo, estará muchísimo más bueno. ¡Probad a hacerlo el día antes por la tarde o noche y veréis!

Rabo toro guisado