¡San Valentín!

Se acerca esta fecha tan esperadas para muchas parejas. Aunque nosotros somos de celebrar el amor todos los días, sabemos que no todo el mundo es igual. Os dejamos alguna receta dule para este maravilloso día de San Valentín y algo de historia.

Con esta receta de postre para San Valentín podréis dar una sorpresa sencilla y rápida para vuestro amor.

Y, ahora, algo de historia:

“Durante la antigüedad se celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. Durante esta fiesta las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales, ya que creían que este ritual les otorgaba fertilidad. Siglos más tarde, en el año 496, el Papa Gelasius I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de San Valentín. En 1382, el escritor inglés, Geoffrey Chaucer, escribió un poema titulado Parlamento de los pájaros, en el que se menciona por primera vez al Día de San Valentín como un día de festejo para los enamorados. A partir del poema de Chaucer, se comenzó a considerar el Día de San Valentín como un día dedicado al amor. Dieciocho años más tarde, el Rey Carlos VI de Francia, creó la Corte del Amor, mediante la cual, el primer domingo de cada mes y durante el Día de San Valentín, se efectuaban una serie de competencias en los que los participantes competían para conseguir pareja entre las doncellas cortesanas. En 1416, el duque francés, Carlos de Orleans, tras haber sido capturado en la Batalla de Azincourt y encerrado en la Torre de Londres, escribió una carta de San Valentín a su esposa Bonne de Armagnac. Esta carta es en la actualidad, la carta de Valentín más antigua en existencia. A partir del siglo XV, la celebración del Día de San Valentín como día de los enamorados, se fue popularizando en Francia y Gran Bretaña. Con el paso del tiempo, esta festividad se fue poniendo de moda en otras partes de Europa como Alemania e Italia. También, a partir del siglo XV, se hizo costumbre escribir poemas o Valentinas entre enamorados. Desde principios del siglo XIX, comenzó en Gran Bretaña la comercialización de esta fiesta con la fabricación masiva de tarjetas genéricas del Día de San Valentín, con frases hechas y adornos.2

En Angloamérica hacia 1842, Esther Ángel Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de san Valentín, conocidas como «valentines», con símbolos como la forma del corazón o de Cupido. También en este día es común la tradición de regalar rosas a aquellas personas a las que se tiene un afecto especial .

Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.”

San Valentín

Milhojas de berenjena.

Verano, calor, esos kilillos que no hemos perdido en la operación bikini pero ¿quién dice que es demasiado tarde para cuidarse y cuidar a los que nos rodean? Una receta sencilla y para todos, niños y adultos. y muy, muy sana.

INGREDIENTES:

-Una berenjena grande.
-100 grs. de tofu.
-Zumo de limón.
-1 cucharada de aceite de oliva.
-1 cuchara de aceite de girasol.
-Tomates naturales (o una lata de tomate triturado).
-Orégano.
-Aceite, pimienta y sal.

PREPARACIÓN:

Lo primero es hacer la nata de tofu y la salsa de tomate.
La de tofu es muy fácil: une todos los ingredientes (el tofu, zumo de limón, cucharada de aceite de oliva y otra de girasol) y se pasa por la batidora. Corrige al final de sal y pimienta.
Para la salsa de tomate, pon en una olla un poco de aceite caliente y añade los tomates pelados y muy picados (o una lata de tomate triturado). Poner a fuego lento, hasta conseguir la textura que más nos guste.
Corta la berenjena, a lo largo, en láminas de 1 cm. aproximadamente. Echale sal y deja escurrir, para que la berenjena suelte su amargor. Una vez escurridas y secas, doralas en la plancha o sartén. No hace falta, pero se pueden echar unas gotas de aceite para que no se pegue demasiado.
Monta la milhojas con una rodaja de berenjena, encima un poco de la salsa de tomate, otra rodaja de berenjena, salsa de tofu, otra berenjena… Terminando con una rodaja de berenjena y un poco de la salsa de tofu por encima. Entre capa y capa añadir un poquito de orégano.
Gratina en el horno unos minutos hasta que quede dorado y sirve.

¡¡¡A comer!!!

Receta para empezar la semana.

Una semana más os damos los muy buenos días, esperamos que tengáis una gran semana llena de sonrisas y alegría y, si no es posible del todo, buscadlas en los pequeños detalles del día a día:

Receta para huevos rellenos:

-6 Huevos.
-Mahonesa.
-Un par de cucharadas de tomate frito.
-2 (o 3, o 4…) latas de atún en aceite.
-Una latita de aceitunas.
-Una latita de pimientos del piquillo.

Poned los huevos a cocer, durante unos 13-15minutos. Cuando estén cocidos, para despegar bien la piel, metedlos debajo del chorro de agua fría un ratito, hasta que los notéis frios. Cuando ya estén, los cogéis los pegáis contra la tabla de cortar, los rompéis con la mano y los hacéis rodar, mientras la cáscara se resquebraja. Una vez así, podéis retirar la cáscara con muchísima más facilidad. (No me déis las gracias por el truco, si lo hacéis: De nada. ¡Jajaja!). Los partís por la mitad y sacáis las yemas.
En un bol mezcláis las yemas, las cucharadas de tomate frito, el atún escurrido, mahonesa al gusto y unas cuantas tiritas de pimientos del piquillo cortaditas en trocitos pequeños.
Con esa mezcla rellenáis los huevos.
Para decorar ponéis los huevos con el relleno hacia arriba, una tirita de pimientos del piquillo y media aceituna cortada como “guinda”.

¡¡¡Que aproveche!!!

10985556_333266510196679_7335762601963014395_o