Espaguetis de calabacín.

Espaguetis de calabacín.

Receta de espaguetis de calabacín.

Pues sí, habéis leído bien. Hoy os vamos a traer una receta maravillosa, súper rica y muy sana ¡espaguetis de calabacín!

Es una receta totalmente vegana pero no por ello exenta de un sabor delicioso.

Los zucchetti (zucchinni -calabacín en italiano- + spaghetti) es el propio calabacín cortado en forma de espagueti.

No me extraña que los espaguetis de calabacín se estén poniendo tan de moda. Y es que al sustituir la verdura por la pasta de trigo, hace esta receta de pasta sin gluten perfecta para celiacos, vegetarianos, veganos, intolerantes a la lactosa o simplemente todo aquel que quiera perder peso antes de que llegue el verano. La pasta de verduras, en concreto estos espaguetis de calabacín y zanahoria apenas tienen calorías. Son ricos en agua, vitaminas y minerales, y no tienen colesterol.

Lo único que necesitamos para hacerlos es un rallador Spirelli. Es un rallador especial, en forma de sacapuntas, que nos permite rallar verduras como el calabacín, la zanahoria, el pepino, la chirivía, algunos nabos, etc.

Si no tenéis rallador de este tipo, en algunas superficies los venden ya hechos y envasados. Aún así os recomiendo que, si os gusta esta receta, compréis un rallador para hacerlo vosotros mismos, puesto que es mucho más sano y fresco que comprarlo envasado, a parte de más barato. Si, aún así, preferís no comprarlos y no os queréis arriesgar a comprar un rallador spirelli, podéis usar un rallador normal por su parte más gruesa o cortarlos a cuchillo.

.RECETA ESPAGUETIS DE CALABACÍN.

Una vez rallados los espaguetis de calabacín y zanahoria podemos comerlos tal cual crudos por supuesto, acompañados de nuestro delicioso pesto de aguacate o pesto vegano, de tan sólo un poco de aceite de oliva virgen extra, pimienta y sal, o de la salsa que prefiráis. También podéis usarlos para hacer vuestras recetas de ensaladas más originales. Pero si preferéis cocinarlos hay dos formas:

  1. Espaguetis de calabacín escaldados: En un cazo de agua hirviendo añadimos nuestros espaguetis de calabacín y zanahoria y los cocemos durante un minuto, lo suficiente como para que se cocinen un poco pero que no lleguen a quedar muy blandos.
  2. Espaguetis de calabacín salteados: esta es la manera que yo os recomiendo. Los espaguetis de calabacín y zanahoria salteados con el pesto de aguacate vegano y unos tomates cherrys está buenísimo. En una sartén ponemos una cucharita de aceite y cuando esté bien caliente salteamos un par de minutos los espaguetis de verduras. Es importante no añadir sal para que no suelten agua (por la ósmosis) y queden recocidos.

 

Por último, vamos a acompañar nuestros espaguetis de calabacín y zanahoria de un delicioso pesto sin lactosa ni proteína láctea (porque no lleva queso) y vegano. Se trata de un pesto hecho a base de aguacate, albahaca fresca, ajo, aceite de oliva virgen extra y nueces. Es un pesto súper rico y muy parecido al sabor original. Podéis usar piñones en lugar de las nueces, como la receta original del pesto, pero os aconsejo que probéis este pesto de aguacate con nueces y veréis qué punto más rico.

Tan sólo nos queda saltear los espaguetis de calabacín y zanahoria con una cucharada colmada de pesto para integrar bien los sabores y añadir unos cuantos tomatillos cherry cortados a la mitad a la sartén para completar nuestro delicioso plato. Añadimos la sal y la pimienta al final y ya tendremos listo unos deliciosos espaguetis de calabacín y zanahoria con pesto de aguacate vegano y sin lactosa.

 

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1/2 zanahoria
  • 6 tomates cherrys
  • 20 gr. albahaca
  • 20 gr. nueces
  • 20 gr. aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 aguacate
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Elaboración

  1. Preparamos nuestro pesto vegano triturando en la picadora la albahaca, el ajo sin el gérmen, las nueces, el medio aguacate, el aceite de oliva y la sal hasta tener un pesto cremoso. Si necesitamos añadir más aceite de oliva vamos añadiendo poco a poco.

  2. Con rallador spirelli o bien con un rallador normal, cortamos el calabacín y la zanahoria en forma de espaguetis, cortando con las tijeras de vez en cuando para que no queden demasiado largos.

  3. En una sartén con una cucharada de aceite de oliva salteamos un par de minutos los espaguetis de verduras (sin añadirles sal para que no suelten agua y se recuezan)

  4. Añadimos un par de cucharadas de pesto y salteamos los espaguetis junto a la salsa y los tomates cherrys cortados por la mitad, durante unos 20 segundos.

  5. Añadimos sal y pimienta negra y servimos.

    Espaguetis calabacin aguacate

    Imagen: Danza de fogones.

Más desayunos.

Más desayunos.

Desayuno.

Ya hemos hablado de la importancia de un buen desayuno sobre todo si hacéis deporte o tenéis una vida ajetreada. Hoy os traemos algo sencillo, como es usual, un desayuno cargado de energía y delicioso.

 

Tostadas de aguacate con miel y huevo.

Pues sí, como lo habéis leído. Quizá hayáis fruncido el ceño al leer la combinación pero os aseguramos que está delicioso.

-Pan para tostadas.

-Un aguacate maduro.

-Un huevo.

-Miel.

Y llega lo más complicado de esta operación, meter el pan en el tostador. Jajajaja, no, lo más complicado es sacar el aguacate y hacer una pasta con él, tampoco os precupéis mucho si quedan trocitos, a nosotros nos gusta así, con trocitos.

Freís un huevo con muy poquito aceite, casi mejor a la plancha. Romped la yema y que quede un poco mezclada.

Extendéis la pasta de aguacate en el pan tostado y calentito, ponéis el huevo encima y lo bañáis todo con un chorreón generoso de miel.

 

No nos déis las gracias por esta maravilla. Sabemos que está delicioso. 😉

Desayuno aguacate huevo miel tostada

Después de un buen descanso nocturno, los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, son muy bajos. Has estado sin comer durante 6-10 horas. Tu cuerpo básicamente esta vacio en la mañana.
Comer el desayuno, rompe el ayuno y repone los niveles de glucosa. La glucosa es la fuente de energía del cuerpo.
Energía para el cerebro
El cerebro se alimenta de glucosa, pero no tiene la capacidad de almacenarla. Se tiene mayor y mejor concentración cuando has desayunado. Si tienes un trabajo importante que hacer en la mañana, asegúrate de comer bien para que tu cerebro tenga un mejor desempeño.
Energía para los músculos
La glucosa también alimenta los músculos, por lo que te sientes menos cansado y con más energía en general, cuando desayunas.
Es importante comer un desayuno nutritivo y saludable que contenga granos, ya que su digestión es de forma uniforme y mantiene tus nivele de energía durante todo el día. Comer donas y/o productos azucarados te dará un pico de glucosa,(mucha energía) seguida por una gran caída, (te sentirás cansado casi de inmediato). Vas a tener hambre de nuevo y volverás a comer azúcar ganando asi más peso.
Comer el desayuno te da energía, aumentando la actividad física durante el día. Saltarse el desayuno está asociado con la disminución de la actividad física.