Más desayunos.

Más desayunos.

Desayuno.

Ya hemos hablado de la importancia de un buen desayuno sobre todo si hacéis deporte o tenéis una vida ajetreada. Hoy os traemos algo sencillo, como es usual, un desayuno cargado de energía y delicioso.

 

Tostadas de aguacate con miel y huevo.

Pues sí, como lo habéis leído. Quizá hayáis fruncido el ceño al leer la combinación pero os aseguramos que está delicioso.

-Pan para tostadas.

-Un aguacate maduro.

-Un huevo.

-Miel.

Y llega lo más complicado de esta operación, meter el pan en el tostador. Jajajaja, no, lo más complicado es sacar el aguacate y hacer una pasta con él, tampoco os precupéis mucho si quedan trocitos, a nosotros nos gusta así, con trocitos.

Freís un huevo con muy poquito aceite, casi mejor a la plancha. Romped la yema y que quede un poco mezclada.

Extendéis la pasta de aguacate en el pan tostado y calentito, ponéis el huevo encima y lo bañáis todo con un chorreón generoso de miel.

 

No nos déis las gracias por esta maravilla. Sabemos que está delicioso. 😉

Desayuno aguacate huevo miel tostada

Después de un buen descanso nocturno, los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, son muy bajos. Has estado sin comer durante 6-10 horas. Tu cuerpo básicamente esta vacio en la mañana.
Comer el desayuno, rompe el ayuno y repone los niveles de glucosa. La glucosa es la fuente de energía del cuerpo.
Energía para el cerebro
El cerebro se alimenta de glucosa, pero no tiene la capacidad de almacenarla. Se tiene mayor y mejor concentración cuando has desayunado. Si tienes un trabajo importante que hacer en la mañana, asegúrate de comer bien para que tu cerebro tenga un mejor desempeño.
Energía para los músculos
La glucosa también alimenta los músculos, por lo que te sientes menos cansado y con más energía en general, cuando desayunas.
Es importante comer un desayuno nutritivo y saludable que contenga granos, ya que su digestión es de forma uniforme y mantiene tus nivele de energía durante todo el día. Comer donas y/o productos azucarados te dará un pico de glucosa,(mucha energía) seguida por una gran caída, (te sentirás cansado casi de inmediato). Vas a tener hambre de nuevo y volverás a comer azúcar ganando asi más peso.
Comer el desayuno te da energía, aumentando la actividad física durante el día. Saltarse el desayuno está asociado con la disminución de la actividad física.