Lentejas, propiedades y beneficios.

Lentejas, propiedades y beneficios.

Propiedades y beneficios de las lentejas

Hoy os traemos información acerca de las lentejas, una legumbre muy conocida pero que, a pesar de la costumbre de tomarlas, no solemos preguntarnos porqué son tan buena (y están, claro).
En el próximo post os pondremos varias recetas para poder incorporarlas de manera más habitual en vuestra dieta.

Propiedades nutricionales de las lentejas:

1.- Contienen fibra, importante para favorecer el tránsito intestinal y evitar estreñimiento, pero además ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre.

2.- Posee Vitaminas del grupo B, como la B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), las cuales participan en la formación de glóbulos rojos, células y hormonas, ayudan a prevenir la anemia, problemas en el desarrollo del feto, intervienen en el funcionamiento del sistema nervioso y del inmunológico, estabilizan el nivel de azúcar en sangre durante el embarazo, evitan la formación de piedras en los riñones, combaten el cansancio mental y físico, son excelentes para cuidar la vista.

3.- Los hidratos de carbono de las lentejas son los que nos aportan energía para que nuestro organismo pueda seguir llevando a cabo todas sus funciones vitales y además nos permiten desarrollar nuestra actividad física y cognitiva cotidiana.

4.- El hierro de las lentejas participa en el transporte de hierro a todas las células del organismo, pero también fortalece el sistema inmunitario, también participa en la regulación de la temperatura corporal y de la glándula tiroides, previene la anemia y el cansancio, además de mantener la piel, cabello y uñas en buen estado.

5.- El Magnesio de las lentejas es imprescindible para que nuestro sistema nervioso y muscular funcione correctamente. Además fortalece los huesos y hace que el ritmo cardíaco del corazón sea regular, protege la pared de los vasos sanguíneos. También interviene en el sistema inmunológico para que nuestras defensas nos protejan ante patógenos.

6.- El Sodio y el Potasio de las lentejas equilibran las cantidades de agua en nuestro organismo, lo cual influirá en el buen funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular.

7.- El Fósforo de las lentejas participa en el desarrollo de los huesos y dientes, en la formación de músculo, mejora las capacidades intelectuales y la memoria, así como la secreción de leche materna.

8.- El Zinc que contienen las lentejas tiene gran acción antioxidante, también va a colaborar en la formación de hueso y de los órganos reproductores, además favorece la absorción de la Vitamina A, interviene en el desarrollo en el feto y el niño, mantiene un cabello sano y cuida la vista.

9.- Las Proteínas de las lentejas contribuyen a la formación de músculo y su funcionamiento, en la formación de enzimas, hormonas y en el sistema inmunitario.

10.- Las Vitaminas A y E de las lentejas actúan como antioxidantes protegiéndonos ante el ataque de patógenos y retrasando la aparición de enfermedades degenerativas, protegen la visión, favorecen la correcta circulación de la sangre y son imprescindible para un correcto desarrollo durante la etapa de crecimiento.

11.- El Calcio de las lentejas participa en los impulsos nerviosos y el buen funcionamiento de los músculos, en la secreción de hormonas, en el ritmo cardíaco, la formación de huesos y dientes, y es importante para la coagulación de la sangre.

 

lentejas beneficios propiedades

Verano, calor y ensaladas.

Verano, calor y ensaladas.

Combatir el calor con una ensalada.

Como este verano está pegando fuerte, os queremos dejar un par de recetas de ensaladas ricas y ligeras que os refrescarán y harán las delicias de los paladares más exigentes.

Ensalada de Cous Cous y quinoa:

El cous cous (o Cuscús) son granos de sémola de trigo pequeñitos que, una vez cocidos, tienen una textura semejante a la pasta.

La quinoa, como ya hemos hablado de ella en algún post nuestro (Post sobre la Quinoa) es un pseudo cereal considerado uno de los “superalimentos”. Tiene muchísimas propiedades beneficiosas y se puede usar de muchísimas maneras diferentes en la cocina.

Así que bien, una vez introducidos nuestros dos ingredientes principales, vayamos al lío:

Para 4 personas:

-150gr de Quinoa.

-150gr de Cous Cous.

-Medio pimiento rojo.

-Medio pimiento verde.

-Dos tomates maduros.

-Una cebolla pequeña (o media cebolla grande).

-El zumo de un limón grande.

-Menta o albahaca.

-Sal.

Preparación:

Cocemos la quinoa con las indicaciones del paquete y hacemos lo  mismo con el cous cous. Cuando estén cocidos los bañamos en agua fría para que les baje la temperatura y escurrimos lo máximo posible.

Mientras se cuecen cortamos los pimientos, la cebolla y  los tomates en trocitos muy pequeñitos. Exprimimos el limón en un vaso y esperamos a que termine de enfriarse la mezcla de Cous cous y quinoa.

Una vez enfriada, mezclamos todo, vertemos el zumo de limón y aderezamos con la sal y la menta (o la albahaca) al gusto.

Dejamos reposar en el frigo media hora al menos antes de servir y a disfrutar.

ensalada cous quinoa

 

Ensalada de queso de cabra:

Esta ensalada la vamos a hacer con distintas verduras (canónigos, rúcula, escarola,…), usando frutos secos y queso de cabra. Además, aderezaremos con una reducción de vinagre de módena.

Para 4 personas:

-Una bolsa de mezcla para ensalada (podéis adquirirla en cualquier supermercado, buscad sobre todo las que tengan canónigos y rúcula, el sabor final será buenísimo).

-Un rulo de queso de cabra.

-Tomates cherry.

-Frutos secos variados (pipas de calabraza, pipas de girasol, nueces, almendras,… Si, además, queréis agregar pasas o frutas deshidratadas sin azúcares añadidos, quedará mucho mejor).

-Reducción de vinagre de módena (o de Pedro Ximenez si preferís).

Preparación:

Tan sencillo como poner en un bol el contenido de la bolsa de mezcla para ensalada (o mezclar los ingredientes por separado si los tenéis individualmente), cortar el rulo de queso de cabra en trozos medianos y cortar los tomates por la mitad.

Mezclar todo en el bol, agregando los frutos secos y aliñar con la reducción al gusto.

Os aseguramos que va a ser una grata sorpresa si nunca la habéis probado. ¡Es una de nuestras favoritas!

ensalada queso cabra

Porridge, desayuno energético.

Se ha puesto de moda últimamente para los deportistas el “Porridge” que no es más que las gachas de toda la vida, avena y leche (ya sea vegetal o animal) o agua.
Es muy sencillo de hacer y al ser de absorción lenta, te dan energía para toda la mañana.

La receta es taaaan sencilla que si os gusta, no pensaréis en desayunar otra cosa.

INGREDIENTES:

-Un vaso de leche o agua.
-Cuatro cucharadas grandes de copos de avena.
-Una pizca de sal.
-Edulcorante. Opcional.
-Acompañamiento (frutas varias, frutos secos,…). Opcional.

PREPARACIÓN:

En un cazo ponéis a calentar el líquido elegido con la pizca de sal. Cuando hierva, echáis los copos de avena y bajáis a fuego lento. Removed constantemente hasta que se forme una papilla grumosa al evaporarse el líquido y ser absorbido por la avena. Cuando adquiera la textura que deseáis, retirad del fuego y dejad reposar un minuto.
Poned en vuestro cuenco favorito y endulzad, si queréis, con un chorrito de miel.
Podéis, para que sea más completo aún el desayuno, cortar frutas y ponerlas por encima, o frutos secos, o lo que prefiráis.

¡El porridge está delicioso!

porridge

Las gachas de avena (en inglés porridge) son una papilla elaborada con avena cocida en agua o leche consumida a menudo como desayuno en los países anglosajones. Existen variantes que emplean como ingredientes como semolina, arroz hinchado, trigo, harina de maíz o leche de soja.
Características
En los desayunos se suele servir caliente junto con leche, nata o azúcar; en Escocia, donde también se escribe porage, se suele elaborar con sal. En la mayoría de los países de origen anglosajón se puede comprar este tipo de alimento ya elaborado.

Variantes:

Gachas de avena: conocidas simplemente como porridge (‘gachas’) en el Reino Unido, Australia, Irlanda, Nueva Zelanda y Canadá, y como oatmeal (‘harina de avena’) u oatmeal mush (‘puré de harina de avena’) en los Estados Unidos. Son también un desayuno tradicional en Escandinavia e Islandia, conociéndose como havregrød en Dinamarca, havregrynsgröt en Suecia, havregrøt en Noruega, hafragrautur en Islandia, y kaurapuuro en Finlandia. Se han hallado gachas de avena en los estómagos de cuerpos preservados de humanos del Neolítico en el centro de Europa y Escandinavia.1 Algunas variedades de las gachas de avena son:

-Steel-cut oat porridge, gachas de avena cortada a cuchillo, habituales en Escocia, la Isla de Man e Irlanda. A menudo se dejan remojar toda la noche.
-Rolled oats porridge, gachas de copos de avena.
-Groats, gachas hechas con grano sin procesar.
-Zacierka, un desayuno tradicional polaco hecho con leche caliente, y a veces azúcar y mantequilla.
-Mingau de aveia (avena hervida en leche), un desayuno o guarnición brasileño.
-Yod kerc’h, una papilla de avena salada tradicional en Bretaña, Francia.