Calabaza asada.

¡Buenas tardes, amigos! Como es la hora de comer y algunos ya tenemos hambre, os vamos a dejar una recetilla rápida y rica, aprovechando estas fechas y los productos de temporada.
Para hacerla nos buscamos una calabaza, ya sera butternut (las alargadas) o ya sea la clase tradicional que vemos desde siempre. La cortamos en rodajas (en muchos casos la corteza está muy dura, eso lo podemos arreglar poniendo el horno a 200 grados y metiendo nuestra calabaza, con algunos cortes y envuelta en papel de aluminio, a que se cocine durante 15-20min y luego cortar con mayor facilidad), “despipamos”, y la ponemos sobre una bandeja para horno que lleve una capita fina de aceite de oliva. Echamos sal generosamente (recordemos que la calabaza es muy dulce), cogemos una cabeza de ajo, separamos los dientes y los “machacamos” con la parte plana del cuchillo de un toque y los metemos entre las rodajas de la calabaza. Esto le dará un aroma y sabor muy bueno. Espolvoreamos un poquito de pimienta y, si nos gusta, algo de guindilla. Si a mano tenemos romero, ¡mejor que mejor! Regamos nuestra calabaza con aceite de oliva y ¡al horno a 180 grados!
En media hora, dependiendo de cómo de gruesas sean nuestra rodajas, estará lista para comer.
¡Qué aproveche!

10406845_313075648882432_2267259273336564789_n

10805822_313075638882433_6566809319763449521_n