¡San Valentín!

Se acerca esta fecha tan esperadas para muchas parejas. Aunque nosotros somos de celebrar el amor todos los días, sabemos que no todo el mundo es igual. Os dejamos alguna receta dule para este maravilloso día de San Valentín y algo de historia.

Con esta receta de postre para San Valentín podréis dar una sorpresa sencilla y rápida para vuestro amor.

Y, ahora, algo de historia:

«Durante la antigüedad se celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. Durante esta fiesta las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales, ya que creían que este ritual les otorgaba fertilidad. Siglos más tarde, en el año 496, el Papa Gelasius I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de San Valentín. En 1382, el escritor inglés, Geoffrey Chaucer, escribió un poema titulado Parlamento de los pájaros, en el que se menciona por primera vez al Día de San Valentín como un día de festejo para los enamorados. A partir del poema de Chaucer, se comenzó a considerar el Día de San Valentín como un día dedicado al amor. Dieciocho años más tarde, el Rey Carlos VI de Francia, creó la Corte del Amor, mediante la cual, el primer domingo de cada mes y durante el Día de San Valentín, se efectuaban una serie de competencias en los que los participantes competían para conseguir pareja entre las doncellas cortesanas. En 1416, el duque francés, Carlos de Orleans, tras haber sido capturado en la Batalla de Azincourt y encerrado en la Torre de Londres, escribió una carta de San Valentín a su esposa Bonne de Armagnac. Esta carta es en la actualidad, la carta de Valentín más antigua en existencia. A partir del siglo XV, la celebración del Día de San Valentín como día de los enamorados, se fue popularizando en Francia y Gran Bretaña. Con el paso del tiempo, esta festividad se fue poniendo de moda en otras partes de Europa como Alemania e Italia. También, a partir del siglo XV, se hizo costumbre escribir poemas o Valentinas entre enamorados. Desde principios del siglo XIX, comenzó en Gran Bretaña la comercialización de esta fiesta con la fabricación masiva de tarjetas genéricas del Día de San Valentín, con frases hechas y adornos.2

En Angloamérica hacia 1842, Esther Ángel Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de san Valentín, conocidas como «valentines», con símbolos como la forma del corazón o de Cupido. También en este día es común la tradición de regalar rosas a aquellas personas a las que se tiene un afecto especial .

Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.»

San Valentín

Ensalada de pollo y albaricoque

Ensalada Pollo albaricoque

Receta de ensalada de pollo y albaricoque

Siempre os damos recetas muy enfocadas a la época en la que estemos en ese momento y hoy no iba a ser menos, os traemos una receta de una ensalada que os va a encantar, es súper sana y, además, facilísima de hacer. La receta de la magnífica ensalada de pollo y albaricoque.

Ingredientes para 2 personas:

  • Rúcula.
  • 2 Albaricoques.
  • 500gr de pechuga de pollo.
  • 1 cebolla roja. La roja es más picante que la blanca, pero contiene más antioxidantes.
  • Vinagre balsámico.
  • 1/2 taza de arroz integral.
  • Queso azul.
  • Arándanos.
  • Canela.
  • Pistachos triturados (para poner encima cuando acabemos de mezclarlo todo).
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

  1. Cocemos el arroz integral, escurrimos y lo dejamos enfriar.
  2. Pasamos el pollo por la parrilla si tenemos o por la sartén, a la plancha, si no tenemos parrilla y reservamos.
  3. Cortamos la cebolla en juliana y los albaricoques y los ponemos en una sartén con un pelín de aceite de oliva, poquito, es solo para que no se peguen en la sartén.
  4. Agregamos canela a los albaricoques y la cebolla mientras se están haciendo. Retiramos una vez estén cocinados. (Si tenéis parrilla, haced lo mismo que con el pollo, ¡usadla para cocinar esto!).
  5. En un bol grande ponemos la base de rúcula, agregamos el arroz integral ya cocido y frío, los arándanos, el pollo cortado en tiras, el albaricoque y la cebolla roja.
  6. Agregamos, por último, el vinagre balsámico, el queso azul desmenuzado y los pistachos triturados.
  7. Mezclamos y ¡¡¡A COMER!!!

 

No tenéis que darnos las gracias por esta maravillosa delicia… ¡Sabemos lo buenísimo que está!

 

Ensalada Pollo albaricoque

Platos típicos madrileños: el cocido

Si visitas Madrid, uno de los platos típicos que no puedes dejar de probar es el cocido madrileño. Es similar al cocido montañés y es un plato tradicional para pasar el frío del invierno.

El cocido madrileño es un estofado de verduras y carne que contiene garbanzos, carne, hortalizas y embutidos. Suele servirse en varios platos, uno primero de sopa con el caldo, otro con las legumbres y hortalizas, y un tercero, los embutidos y carnes.

Así que, no puedes dejar Madrid sin probar este delicioso plato.

 

21425278_s